¿Cómo hacer que se coma la comida?

El momento de la comida suele ser una odisea para los padres de niños pequeños. Lograr que coman una cucharada de papilla se convierte en un verdadero reto, que deja exhaustos tanto al bebé como a sus padres.

En algunos casos, la imaginación de los padres es llevada al límite con tal de que su bebé se interese por una pieza de fruta. ¿Quieres saber lo que puedes hacer para que tu niño coma?

 

La importancia de una buena alimentación

Los niños son muy curiosos, se interesan por todo lo que les rodea y les gusta sentirse incluidos. Aprovecha esta característica y lleva a tu bebé a hacer las compras contigo. Le podrás enseñar cada alimento que va a comer y, de paso, hablarle de su importancia.

Puedes dejarlo escoger algunas piezas que le llamen su atención, de esa manera se sentirá parte del proceso de la alimentación en el hogar.

Explícale para qué sirve cada alimento que come y cómo ayuda en su crecimiento. Esto lo motivará a comer alimentos más sanos y con mayor frecuencia. Intenta leerle cuentos donde este aspecto sea clave o ponle ejemplos de alguna persona que conozca.

 

La imaginación en la comida

Adornar los platos que tu niño va a comer resulta una medida muy utilizada por algunos padres. Los colores brillantes de las frutas y vegetales llaman la atención de los niños, sobre todo si las piezas son dispuestas en formas agradables como caras o torrecillas. Usa tu imaginación para decorar cada plato y verás cómo atraerás su atención hacia los alimentos.

Haz que tu bebé participe en el proceso de preparación de la comida, que te vea lavar y elaborar los platos. Intenta que el momento de cenar sea un momento familiar tranquilo en el que tu niño se sienta en calma y feliz.

Introducir nuevos alimentos a la dieta de tu niño puede ser todo un reto pero si tienes en cuenta estos consejos verás que la tarea será más llevadera.